La cebolla… aunque hace llorar es buena para sazonar

La cebolla… aunque hace llorar es buena para sazonar

En México la cebolla es la quinta hortaliza más importante, es muy utilizada en la gastronomía mexicana, el 85 % se usa en fresco, para sazonar platillos, sopas, guisados, salsas y frijoles. En la preparación de carnes de pollo, res, pescado, cerdo o con vegetales como chiles poblanos, papas y nopales. Para aderezar sopes, pozole, caldo de gallina, pancita, mole de olla, enchiladas y muchos más; industrializada se emplea en aderezos, hojuelas, deshidratada, granulada, picada o rebanada, como sazonador.

La cebolla se produce en nuestro país durante todo el año, principalmente en los estados de Chihuahua, Guanajuato y Baja California, le siguen Morelos, Tamaulipas, Michoacán, Jalisco, San Luis Potosí, Zacatecas, Puebla y Jalisco. México se ubica entre los 10 principales productores de cebolla.

La Central de Abasto de la Ciudad de México comercializa cebolla en tres variedades bola, morada y cambray al menudeo en la Nave I-J, y al mayoreo en las naves K-L, M-N y O-P.

La cebolla tiene acción expectorante, así como bactericida y fungicida. Es utilizada en males respiratorios como resfriados, catarros, bronquitis, faringitis y otras afecciones. Este bulbo también es considerado potente cardioprotector gracias a su propiedad antitrombótica, hipolipemiante (esto es la capacidad de disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos) e hipotensora, cabe destacar que para ello se debe consumir de manera habitual.

Su acción depurativa de la cebolla se debe a que es capaz de eliminar las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión, proceso que también favorece al estimular al hí- gado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias. Estas propiedades solo se dan cuando se consume cruda.

No es recomendable el consumo excesivo en personas que tienen estómago delicado y sufren de acidez estomacal o tengan tendencia a la flatulencia o meteorismo.

La cebolla contiene aceites esenciales, en los que se encuentran la mayoría de sus propiedades y también son responsables del molesto lagrimeo que da cuando la cortamos.

Contiene vitaminas del grupo B, que se requieren para el funcionamiento del sistema nervioso y del inmunitario; también vitamina E y C, con potente acción antioxidante. Además de múltiples minerales y oligoelementos como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre entre otros.

 

INGREDIENTES – 1,5 litros de caldo de verduras (una zanahoria, Un trozo de poro de 2 centí- metros, un cuarto de cebolla) – 12 rebanadas de pan tostado – 3 cebollas medianas – Un diente de ajo – Queso rallado – Aceite de oliva

PREPARACION Hacer un caldo de verduras con la cebolla, el poro y la zanahoria, cociendo los ingredientes con agua unos 15 minutos, mientras más concentrado mejor. Cortar las cebollas en rebanadas finas y saltearla una sartén con aceite para dorarla. Añadir el caldo y dejamos cocer unos 15 minutos. Untar el ajo en el pan tostado, y añadirlo a la cazuela. Retirar del fuego y servir con el queso.

Compartilhar matéria:

Posts relacionados

Agradecimento do Presidente da ABRACEN Brasil, Chile e Peru trocam experiências sobre ampliação de mercados para fruticultura Palestra de Manuel Estrada-Nora, presidente da WUWM, encerra o Encontro Nacional da Abracen Próximo encontro da WUWM será na Polônia

Deixe seu comentário