Con limón y chile piquín, a la jícama pónle fin

Con limón y chile piquín, a la jícama pónle fin

En México, la jícama normalmente se come cruda. Es común verla picada y aderezada solamente con jugo de limón, sal y chile en polvo; también se preparan las conocidas jicaletas, que son rebanadas de jícama ensartadas en un palo de madera y bañadas con chamoy; además, se combina en la ensalada de betabel, en pico de gallo con naranja, o cocida en platillos como el mancha manteles.

La jícama es un tubérculo que por fuera se parece un poco al nabo en su forma y está cubierta por una delgada cáscara de color café grisáceo. Por dentro es blanca y tiene la textura crujiente de una papa cruda o de una pera. Contiene una buena cantidad de potasio y de la vitamina C.

Existen dos clases principales de este alimento: la jícama de agua, de forma redondeada y con jugo transparente, y la jícama de leche, que tiene una forma más alargada y cuyo jugo es blancuzco. En la Central de Abasto de la Ciudad de México se comercializan ambas variedades: al menudeo, la encontrará en la Nave I-J; y al mayoreo en las naves K-L, M-N y ST.

Los estados que la producen son principalmente: Baja California Sur, Campeche, Colima, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Morelos, México, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán. La planta de la jícama es una enredadera que llega a crecer hasta seis metros de largo. Solo las raíces se consumen, pues las hojas no son comestibles y, las semillas, que aparecen en vainas, son venenosas. Los tubérculos o bulbos crecen debajo de la tierra.

La jícama es nutritiva y contiene mucha agua y fibra, pocas calorías y nada de grasa. Es muy llenadora porque la fibra y agua dan la sensación de estar satisfechos. Tres pedazos de jícama, de 6 gramos cada uno, equivalen a 4 calorías. Es una excelente alternativa para quienes siguen una dieta en carbohidratos y puede tomarse a cualquier hora del día.

El jugo de jícama es una excelente fuente en calcio y fósforo, y se puede combinar con ensaladas y es estupenda para quienes padecen de hemorroides. La jícama actúa como un poderoso antioxidante y antiinflamatorio al calmar los síntomas del asma. Efectivo antidiabético, por su activa potencia hipoglicémica para reducir el nivel de azúcar en la sangre. Reduce la cantidad de colesterol y triglicéridos, mejora la asimilación del calcio, estimula la síntesis de vitaminas del complejo B, porta bajo contenido calórico, fortalece la respuesta del sistema inmunológico y previene infecciones gastrointestinales.

Fonte: http://ficeda.com.mx/ficeda/app/webroot/_archivos/053%20CONSUME%20JICAMA.pdf

Compartilhar matéria:

Posts relacionados

Agradecimento do Presidente da ABRACEN Embalagem promete evitar proliferação de bactérias e prolongar a vida útil dos alimentos Brasil, Chile e Peru trocam experiências sobre ampliação de mercados para fruticultura Conheça os benefícios dos alimentos funcionais

Deixe seu comentário